was successfully added to your cart.

El arte de la manicura se remonta a tiempos inmemoriales. Si bien, obviamente, los tiempos han ido cambiando y el hecho de hacerse las uñas se ha ido extendiendo y comercializado hasta la infinitud, ha habido épocas en las que la manicura era una tendencia de unas pocas: algo que denotaba clase y lejanía, como ocurría con las divas de los años 50, o algo que suponía incluso una reivindicación y una exposición de un pensamiento político y espiritual latente, como ocurrió en los años 60 y 70 con el movimiento hippie.

¡Repasamos algunas de las manicuras clásicas que marcaron una época!

Rojo diva

Si bien podemos remontarnos al Antiguo Egipto para hablar de tratamientos de las uñas, destacaremos los inicios del siglo XX, época en la que esta práctica comienza a extenderse entre la población media. Es especialmente memorable la época de Los Locos Años 20, por excelencia un tiempo clave en el estilismo de la mujer. En 1925 los esmaltes de uñas entran en el mercado, y a partir de ahí todo crece como la espuma. Durante los años 30 y 40 las divas del cine los ponen de moda, como parte de un look sofisticado. Las uñas largas, pintadas de rojo, se convierten en un símbolo de lujo y elegancia que toda mujer desea imitar. Sin embargo, cabe destacar también que se dice que fue Coco Chanel la que introdujo la tendencia de la uña corta y colorida dentro de las clases sociales acomodadas.

¡Vivan los colores!

Los años 60 traen consigo el movimiento hippie, la luz y el color, la psicodelia. Durante esta época se ponen de moda el azul, el verde, el rosa en las uñas como representación de la alegría, la paz y el amor. Es durante la década siguiente, hacia los 70, cuando lo chic vuelve: la manicura francesa, sin un largo específico, vuelve con fuerza.

90’s kids

Desde los 80 ya se venía gestando el gusto por lo llamativo, el color, algo que explotó con la llegada de la década de los 90 con los colores flúor y neones (¡tendencia que ha vuelto hoy en día!). A partir de entonces, hemos visto una evolución abismal del negocio de la manicura y pedicura: nail art, uñas imposibles, esmaltado permanente… ¡Ya no hay barreras, solo tu imaginación!

¿Quieres saberlo todo sobre manicura y pedicura?

X